HacheMuda

Blog personal de Guillermo Latorre

Resultados de la búsqueda de "":

Hotel Aire de Bardenas: un sitio verdaderamente especial

Este fin de semana he podido disfrutar de dos días en el Hotel Aire de Bardenas, muy cerquita de Tudela (Navarra). Reservé la habitación después de la recomendación de Gimenete y he regresado del viaje realmente contento y satisfecho con la experiencia.

Cubo con patio interior: vista exterior. Hotel Aire de Bárdenas

El hotel descansa sobre una zona extremadamente seca, el conocido desierto de Las Bardenas, y gran parte de su atractivo reside en la forma con la que los arquitectos intentan seducir a los clientes para que se acerquen a un lugar tan árido. Con 19 premios nacionales e internacionales de arquitectura en sus apenas 3 años de vida, el Hotel Aire de Bárdenas es un lugar realmente especial.

Las habitaciones son extraordinarias. Son cubos individuales en los que el cliente puede elegir si quiere tenerlo “con vistas” o con “patio interior”. Los primeros gozan de un ventanal de cara a todos los campos de trigo de la zona. De hecho, están prácticamente metidos en uno de ellos. Una vista impresionante.

A continuación pongo un pase de imágenes con algunas de las fotos que he tomado allí:

Yo me quedé con un cubo con patio interior. Se trata de una habitación con abosultamente todos los detalles pensados y con una terraza privada en la que se puede disfrutar del sol y el aire libre junto a un árbol frutal y una bañera exterior bien grande y acogedora.

El restaurante es uno de los mejores que un servidor ha podido visitar. Seguro que si hubiera estado Bertus podría hacernos una crónica mucho más profesional del arte culinario del establecimiento, pero varias guías nacionales lo recomiendan como uno de los mejores sitios para degustar platos realmente únicos. El menú sale por unos 40 euros/persona, un precio alto para una comida normal pero desde luego no es nada caro para la calidad de la cocina, el ambiente y el servicio que se ofrece.

Cubo con patio interior: vista interior

En el propio hotel también hay un huerto, visitable en cualquier momento por cualquiera, en el que se cultivan algunos alimentos que después pasan a la cocina. De hecho, los desayunos son una pasada: fruta fresca, zumos naturales, tostadas y repostería recién hechas… Se me hace la boca agua sólo de recordarlo.

Huerto del Hotel Aire de Bárdenas

Además de lo bien pensado que está todo para poder disfrutar de unos días de relax en el desierto, con todas las comodidades imaginables, también hay rutas por el parque natural de las Bárdenas para realizarlas en segway.

Un sitio espectacular que consigue su objetivo y del que uno regresa con una sonrisa en la boca, totalmente relajado y con unas ganas locas de volver cuanto antes.

Enlaces relacionados: