HacheMuda

Blog personal de Guillermo Latorre

Resultados de la búsqueda de "":

Y de repente te encuentras creando interfaces de usuario con una sonrisa de oreja a oreja

Estamos viviendo un momento de cambio que hace que uno tenga una especie de emoción por el presente y futuro del desarrollo de frontend.

Y cuando parecía que las hojas de estilo empezaban a ser aburridas, de repente surgen un montón de nuevas formas de hacer las cosas y nuevas metodologías por explorar. De repente te encuentras creando interfaces con una sonrisa de oreja a oreja. Ji ji ji…

Guillermo Latorre, atrapao del frontend.

En realidad en ningún momento el CSS ha sido aburrido. Puede gustar más o menos, puede usarse bien o menos bien… pero no es más que una herramienta disponible para los desarrolladores web. Una de las más importantes, una que merece la pena dominar cuanto más mejor. Y cuanto más la dominas, más te das cuenta de lo que te queda por aprender.

Lo que sí es cierto es que con el cambio a HTML5/CSS3 y las posibilidades de Javascript, estamos viviendo un momento de cambio que hace que uno tenga una especie de emoción por el futuro presente del desarrollo de frontend, de la parte que ven y utilizan los usuarios, con la que interactúan. En los últimos meses estoy notando un acelerón espectacular en las formas, las tecnologías y las metodologías de creación de interfaces de usuario. Y los que nos gusta esto… estamos emocionadicos, :)

Happinness

Te despiertas un día y en lo que te cuesta tomarte un Colacao te das cuenta de que han surgido de repente catorce nuevos dispositivos, que sorprendentemente pueden usarse en horizontal y en vertical, cada uno con sus propias resoluciones de pantalla. Y que de repente la gente ya no usa tantos navegadores que dan grimilla. Y más tarde compruebas que unos tipos hacen cosas como Less o como Sass, preprocesadores de hojas de estilos para hacer las cosas mucho más dinámicas, mucho más agradables. Y que ya no necesitas ser un puto genio del Photoshop para hacer una mierdecilla de botón con rollover, que los navegadores ya se las apañan solos si aprendes a decirles lo que quieres.

Entras en tus servicios web, los que usas todos los días, y te das cuenta de que todo es flexible. Todo se adapta a tu pantalla. Que surgen cientos de iniciativas e ideas que te empujan a adaptarte a los cambios, que te ayudan a explorar nuevas formas de hacer las mismas cosas. Las mismas cosas pero mejor hechas, más modernas y con mejores resultados.

Muchas gracias a todos los que publican su conocimiento y lo liberan al mundo. Porque lo hacen un mundo mejor.